Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

Cogiendo las riendas de la diabetes

Chica confiada haciéndose un selfie - Erin Leigh Mcconell - Flickr - CC BY 2.0
Edad: 
0 a 5, 6 a 8, 9 a 13, 14 a 18
Emociones
Esther Lasheras - Treballadora social - Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona
Esther Lasheras
Trabajadora social

Para los padres recibir la noticia del debut de diabetes de su hijo supone enfrentarse con una tormenta de emociones y preocupaciones mientras se intenta asimilar toda la información que los profesionales proporcionan. La incertidumbre, el miedo, la falta de control frente a lo desconocido y la ansiedad son sentimientos que aparecen habitualmente durante los primeros tiempos tras el diagnóstico.  

Sed proactivos

Para minimizar este impacto es importante que los padres seáis proactivos en el aprendizaje de las pautas y tratamiento de vuestro hijo/aCuanto mayor sea vuestro conocimiento y autonomía en el manejo de la diabetes, menor será vuestra dependencia de los profesionales sanitarios y del sistema de salud en el día a día (fuera de lo establecido, como son las visitas de control necesarias). Os sentiréis más seguros, menos estresados, por lo que vuestra calidad de vida y la de vuestro hijo mejorará.

Tranquilos, cada vez pesará menos

No olvidéis que vuestros hijos son muy permeables a vuestro estado de ánimo y formas de actuar, y se dicen: “si mis padres están tranquilos y seguros de lo que hacen ¡yo también!”

Estrategias para manejar este peso

Para ello os recomendamos:

  • Anotar todas la dudas que tengáis y animar a vuestro hijo a que haga sus propias preguntas. Recordad que no siempre coinciden las preocupaciones o cuestiones que nos interesan. Cada uno debe tener su espacio, especialmente vuestros hijos. 
  • Permitir que vuestros hijos adolescentes comenten en privado sus dudas con el equipo de diabetes. Ofrecedles ese espacio, quizás lo necesiten. Pensad que la información es prevención.
  • Pensar cómo resolveríais aquellas situaciones que os preocupan. Después en la visita con vuestro enfermero o vuestra enfermera educadora evaluad vuestra decisión. Con este método de ensayo-error aprenderéis a tomar decisiones y ganar en seguridad.
  • Recordar que la responsabilidad es compartida, tanto los errores como los éxitos. De este modo también educáis e inspiráis valores a vuestros hijos, más allá de la diabetes. 
  • Pensar que un buen control sólo se consigue trabajando en equipo: familia + equipo de diabetes.

Recordad que tenéis que aprender a vivir con la diabetes, no vivir para la diabetes.

Última modificación: 
03/05/2018