Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

Consejos de seguridad para antes y después de hacer ejercicio

Niño jugando a tenis. Terrey Wiley pocketwiley - Flickr - CC BY 2.0
Edad: 
0 a 5, 6 a 8, 9 a 13, 14 a 18
Ejercicio físico
Larisa Suárez - Pediatra endocrinólogo Hospital Sant Joan de Déu
Larisa Suárez
Pediatra endocrinólogo

Para beneficiarse de las múltiples ventajas del deporte, una persona con diabetes tipo 1 debe tomar ciertas medidas antes y después de hacer ejercicio físico. Siguiéndolas, cualquier niño o adolescente puede realizar deporte sin limitaciones.

  1. Hacer un control para conocer el nivel de glucosa en sangre antes y después de realizar deporte.
     
  2. Antes de empezar a hacer ejercicio, se debe actuar en función del control. Debemos tener en cuenta estas situaciones:
    • Si la glucemia es menor a 100 mg/dl: ingerir 10 gr de hidratos de carbono de absorción lenta e iniciar el deporte pasados 10 – 15 minutos.
       
    • Si la glucemia está entre 100 -  250 mg/dl: iniciar el deporte programado.
       
    • Si la glucemia es mayor a 250 mg/dl: se debe determinar la presencia de cetonas en sangre u orina. Si las cetonas son positivas, no se debe realizar deporte hasta que salgan negativas. Para ello se requiere la administración de insulina y realizar un nuevo control de glucemia después de 2 - 3 horas.
       
  3. Después de culminar el deporte, hay que seguir una alimentación adecuada y disminuir la dosis de insulina de la siguiente comida y/o de la última comida que se tome antes de acostarse a dormir, dependiendo del momento en que se haya hecho el ejercicio. Recuerda que los niveles de glucosa en sangre suelen disminuir después de realizar deporte y que estos episodios pueden ocurrir hasta 12 – 24 horas después de hacer ejercicio.

El niño o adolescente que realiza deporte de forma regular va conociendo sus controles de glucemia después de dicha actividad. Sin embargo, cuando sólo se realiza ejercicio físico de forma ocasional, los niveles de glucemia pueden disminuir de forma acentuada y durante tiempo prolongado. Por eso es importante tomar decisiones previas a la realización del ejercicio.

Jon Karro, el atleta que hace triatlones desde que le diagnosticaron diabetes tipo 1 en 2003, también sigue estos consejos. Conoce su historia.

 

 

Última modificación: 
07/06/2018

Comentarios

Imagen de JIMMYMILA
Saludos, Difiero un poco con las recomendaciones en este escrito. El ejercicio tiene un efecto en la glucosa muy parecido a la insulina, disminuyendo los niveles. Nuestros hijos con diabetes tipo 1 no pueden presentarse al entrenamiento de cualquier deporte sin tener una planificación que incluya un monitoreo de glucosa de por lo menos 1 hora antes de comenzar la actividad física. Esto nos brinda suficiente tiempo para hacer los ajustes necesario, ya sea una corrección con insulina o alguna ingesta de hidratos de carbono, para que nuestro hijo llegue a su entrenamiento en un nivel de glucosa seguro. Este nivel debe ser entre 150 -180 mg/dl. Su sugerencia de ingerir 10gr de hidratos de carbono de absorción lenta cuando la glucemia es menor de 100 mg/dl antes de empezar el ejercicio me parece errónea y muy peligrosa. Si le vamos a dar algún hidrato de carbono en este tipo de escenario, tiene que ser de absorción rápida para subir la glucemia lo antes posible y que el niño pueda participar de su actividad física. Además, si la glucemia es menor de 100 mg/dl antes de empezar el ejercicio, lo primero que debemos de hacer es verificar que nuestro hijo no tenga insulina activa en su organismo, proveniente de algún bolo anterior. Si todavía tiene insulina activa y la glucemia es menor de 100 mg/dl, la cantidad de hidratos de carbono de absorción rápida debe ser considerablemente mayor a los 10gr. La siguiente sugerencia de iniciar el deporte programado si la glucemia está entre 100 - 250 mg/dl también puede ser peligrosa. Vuelvo a hacer hincapié en la importancia de la planificación antes de comenzar el ejercicio. Nuestro niño puede tener 230 mg/dl y comenzar el ejercicio, pero ¿todavía tiene insulina activa en su cuerpo? ¿Tuvo alguna ingesta de alimentos recientemente y a lo mejor no calculamos los gramos de hidratos de carbono correctamente? o ¿es uno de esos días que aunque hagamos todos los cálculos correctos, la glucosa no quiere cooperar y los niveles siguen subiendo o no quieren bajar como de costumbre?. ¿Les ha pasado algo similar? El manejo de la diabetes es complejo y en ocasiones no entendemos el porque de los resultados de glucosa. Tenemos que continuar educándonos y educando a nuestros niños. El ejercicio es muy beneficioso para nuestros niños, pero debemos prepararnos y planificar antes de comenzar su práctica, para mantenerlos saludables y seguros. Mis sugerencias son las siguientes: 1. Una planificación que incluya un monitoreo de glucosa por lo menos 1 hora antes de comenzar la actividad física. 2. Verificar si hay insulina activa en el organismo del niño al comienzo del ejercicio. 3. Un monitoreo más frecuente durante y después del ejercicio. Me encanta su página y aprendemos de ella. Con mucho respeto!
Muchas gracias por sus comentarios y aportaciones. El ejercicio es uno de los apartados más complicados en el manejo de la diabetes. Contamos con guías médicas internacionales que recomiendan evitar la realización de actividad física en caso de hipoglucemia o de hiperglucemia con presencia de cetonas. Sin embargo, para realizarlo se deben tomar en cuenta muchos factores: el tipo de actividad física, duración e intensidad del ejercicio, el momento del día en el que se va a realizar, el nivel de glucemia y controles glucémicos anteriores, tipo de insulina y horario de administración, tratamiento con múltiples dosis de insulina o bomba de insulina, horario de las comidas, el tipo de alimentación ingerida y el control metabólico previo. Dada la cantidad de información a tomar en cuenta, las pautas de planificación deben ser realizadas de forma individualizada, cada persona es un mundo y responde de manera diferente. Por ello, lo más adecuado es ciertamente planificar con antelación la actividad física junto con su equipo diabetológico. Un saludo.
Imagen de Vanesa López
Buenas tardes. Contrariamente lo que le sucede a la Imayoría, despues de 16 años de diabetes tipo I, luego de hacer ejercicio sufro de altisimas hiperglucemias... lo consulte con mi endocrinólogo y su respuesta es que es un proceso de la adrenalina... la verdad que esto me tiene mal... no lo entiendo... me gustaría saber por qué y entenderlo. Muchas gracias.
Imagen de Guía diabetes tipo 1
Estimada Vanesa, dependiendo del tipo de ejercicio que se realice (aeróbico o anaeróbico) la respuesta del organismo puede variar. Puede leer más información en este consejo: http://www.diabetes-cidi.org/es/diabetes-tipo-1/consejos/pueden-ninos-diabetes-realizar-cualquier-tipo-ejercicio Sin embargo, todos los casos deben ser individualizados por lo que es importante comentarlo con su equipo de diabetes.