Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

Helados sí, ¿pero cuál escoger?

Niño comiendo un helado - Flickr - Jessica Lucia (thelouse) - CC BY-NC-ND 2.0
Edad: 
0 a 5, 6 a 8, 9 a 13, 14 a 18
Comidas
Tags: 
Marina Llobet - Diestista-nutricionista Hospital Sant Joan de Déu
Marina Llobet
Dietista-nutricionista

A menudo nos preguntamos si se pueden consumir helados y qué opciones serían las más adecuadas para un niño o adolescente con diabetes.

Conocer los distintos tipos de helados, sus ingredientes y la forma de elaboración nos ayudarán a decantarnos por un helado u otro:

  • Caseros, artesanales o industriales. Si para la elaboración de los helados se ha utilizado alimentos de calidad y se cuida la cantidad de azúcar de la preparación, los helados caseros o artesanales son los más recomendables.
  • Lácteos o de agua. Los helados lácteos tienen más cantidad de grasa y a menudo más cantidad de hidratos de carbono totales. Pero hay que tener en cuenta que la leche, la nata o la galleta del helado favorece una absorción de la glucosa más lenta, por lo tanto un helado lácteo es la mejor opción.
  • Con azúcar o sin azúcar añadido. Ambos tipos de helado tienen hidratos de carbono por lo que hay que calcular la etiqueta de todos modos. La diferencia más importante entre los dos tipos es que los helados sin azúcar son de absorción más lenta. Es importante asegurarnos qué tipo de edulcorante se ha utilizado en la preparación del helado para calcular las raciones de HC siempre que haya etiqueta nutricional. 

Pautas para reconocer el helado que conviene en cada momento

Según en qué situación nos encontremos podemos decidirnos por un tipo de helado u otro. Por ejemplo, si estamos en la piscina, en la playa o en el parque, lo más frecuente es encontrar helados de elaboración industrial, lácteos y de agua, y normalmente elaborados con azúcar. Así que preferiblemente escogeremos un helado lácteo de pequeño tamaño, y lo complementaremos por ejemplo con la comida a modo de postre, o bien con la merienda para que su absorción sea más lenta.

En cambio, si estamos en casa podemos optar por elaborar con nuestros hijos nuestro propio helado con fruta. De esta manera podremos ajustar  la cantidad de azúcar a nuestro gusto y necesidades o usar edulcorante si queremos que el helado sea de absorción lenta y contenga menos hidratos de carbono.

Recuerda que es importante conocer la cantidad total de HC del helado para ajustar la cantidad de raciones o bien ajustar la dosis de insulina.

Última modificación: 
07/06/2018