Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

Cómo inyectar la insulina

Insulina

Cómo inyectar la insulina

La insulina se administra mediante inyección en el tejido subcutáneo (situado entre la piel y el músculo) donde se queda depositada, de modo que se va absorbiendo lentamente.

Pasos para inyectar la insulina

  1. Examinar la zona donde se vaya a administrar la insulina. No utilizar una zona que tenga bultos, morados, heridas o fisuras.
  2. Limpiar el área con un desinfectante y dejar secar. No es necesario desinfectar la piel con alcohol, es más importante la buena higiene y el lavado de manos.
  3. Pellizcar suavemente la piel. Levantar un pliegue de piel entre los dedos pulgar e índice.
  4. Coger la jeringa o el pen de insulina
  5. Si se utilizan agujas de 4, 5 o 6 mm de largo (son las adecuadas), insertar la aguja entera en ángulo de 90º (sin embargo, con este largo de aguja no sería necesario realizar pellizco).
  6. Apretar el émbolo e inyectar toda la insulina. 
  7. Soltar el pellizco.
  8. Contar hasta 10 antes de retirar la aguja de la piel.
  9. No frotar la piel después de sacar la aguja. 

En caso de utilizar agujas de 8 mm de largo, se debe insertar la aguja entera en la piel en un ángulo de 45º, sin embargo actualmente está desaconsejado utilizar dicha longitud. 

En niños pequeños y para reducir el miedo a las inyecciones

Al inicio del tratamiento de niños pequeños y para reducir el miedo a las inyecciones puede ayudar utilizar un dispositivo llamado Insuflón®. Se trata de un catéter que se inserta en el tejido subcutáneo y permite administrar la insulina sin necesidad de pinchar nuevamente. Tiene una duración máxima de 3 días. 

Llama inmediatamente al médico o la enfermera de diabetes si:

  • El niño tiene una reacción alérgica a la insulina.
    No es algo frecuente, pero cualquier persona que se administre insulina ha de ser consciente de las señales y síntomas de las reacciones alérgicas. Para repasar este apartado con detalle, conviene leer la información que viene en las ampollas de insulina.
  • El niño se niega a que se le administre la insulina.
    Omitir o saltarse inyecciones de insulina puede causar rápidamente una descompensación metabólica (cetoacidosis) a cualquier persona con diabetes tipo 1.

Zonas de inyección

  • Brazos: zona externa. 
  • Muslos: zona superior y lateral externa
  • Abdomen: cualquier zona abdominal en la que exista grasa subcutánea es adecuada para la administración de insulina.
  • Glúteos: zona superior externa. 

En el caso de brazos y muslos, se debe evitar inyectar la insulina cerca de las articulaciones.​

Rotación del lugar de inyección

  • Es importante utilizar diferentes partes del cuerpo cada vez que se inyecta la insulina para evitar lesiones en el tejido subcutáneo que pueden dificultar la acción de la insulina. 
  • Se recomienda diseñar un sistema propio para hacer la rotación de las zonas de inyección, que ayuden a cambiar de zona de manera rutinaria. Sino, seguramente la educadora en diabetes podrá sugerir algunas rutinas. 
Última modificación:
05/04/2017